El Coronavirus ha encendido las alertas mundiales. Ante la poca información que se conocía al inicio del brote -y al desencadenarse una nueva  enfermedad (COVID-19)- diferentes teorías de contagios saltaron a la mesa y algunas de ellas tuvieron que ver con animales de compañía como perros y gatos. Desde abandonos masivos de mascotas en las calles de China, hasta perros que portaban sus propios implementos para no contagiarse por el virus, fueron algunos efectos colaterales que desató la pandemia. Sin embargo, varias dudas se han ido despejando a medida que avanzan investigaciones y ahora respondemos algunas interrogantes sobre la situación de tus mascotas y cómo cuidarlas ante este virus.

 

 ¿Los perros también se pueden enfermar por el COVID-19?

Para responder esta pregunta es necesario analizar algunos hechos. A finales de febrero la noticia de un perro de raza pomerania que dio positivo para el nuevo coronavirus encabezó los titulares y alarmó aún más a los amantes de las mascotas. Lo cierto es que Maria Van Kerkhove, directora técnica del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud dijo a diferentes medios de comunicación que: “Tenemos constancia de un perro en Hong Kong que ha dado positivo” en una prueba de detección del coronavirus, pero añadió que el resultado fue un “positivo débil”.

La propietaria del can es una mujer de 60 años que también dio. El perro fue puesto en cuarentena y según los primeros informes -también descritos por Van Kerkhove- no desarrolló síntomas así que por el momento no se ha demostrado que los perros puedan enfermar a causa del virus.

 

¿Las mascotas pueden transmitir el virus?

La OMS ha sido muy clara en este aspecto e indica que “por el momento, no hay ninguna prueba de que el nuevo coronavirus infecte a animales de compañía como los perros y los gatos. No obstante, sigue siendo conveniente lavarse las manos con agua y jabón tras tocar a uno de estos animales para protegerse de varias bacterias habituales que pueden transmitir al ser humano, como E. coli y Salmonella”.

 Además, Sheila McClelland, fundadora de la organización Lifelong Animal Protection Charity (LAP) con sede en Hong Kong, señaló para CNN que “la evidencia actual sugiere que los perros no tienen más riesgo de propagar el virus que los objetos inanimados como las manijas de las puertas”.

 

¿Mis mascotas también necesitan mascarilla?

Las imágenes de perros y gatos ‘protegidos’ con mascarillas no son difíciles de encontrar en redes sociales, pero la verdadera pregunta radica en si esta medida en realidad funciona. El nombre de Zhou Tianxiao ha sonado en internet. El joven de 33 años empezó a vender mascarillas especiales para perros en 2018 y aunque el objetivo inicial -según indica La Vanguardia- era proteger a las mascotas del humo y la contaminación, las personas parecen encontrarlas útiles ante la pandemia.

Sin embargo, la OMS ya señaló que no existen pruebas que demuestren que los perros y gatos transmitan el coronavirus, y que tampoco hay casos en donde las mascotas se hayan enfermado. Entonces, ¿funcionan o no para el polvo y la contaminación? La Real Sociedad Canina de España (RSCE) dijo a la agencia de noticias Europa Press que lejos de ser beneficioso para los animales, puede llegar a estresarlos. La institución española recomendó que las mascotas de las personas que dieron positivo para el COVID-19 pasen al cuidado de alguien sano, y que “este cuidador temporal deberá tomar también una serie de precauciones, como tener comederos y bebederos nuevos para la mascota”, según citó Europa Press.

Por el momento esto es lo que se sabe con respecto a la situación de las mascotas y el COVID-19. En Ecuador, el número de personas contagiadas hasta el 20 de mayo de 2020 llega a 34.151, y se han registrado 2.839 muertes, según información de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos. Las medidas de control en el país se endurecieron a partir de la declaración de emergencia sanitaria declarada por Lenín Moreno; como resultado las clases a nivel nacional fueron suspendidas y se prohibió la realización de eventos masivos.

A nivel mundial, los casos de contagios han escalado a 4.897.567, según datos de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.) hasta el 12 de marzo publicados por la BBC. Siendo China, Italia, Irán, Corea del Sur, España y Estados Unidos algunos de los países con mayor número de contagios.